martes, 5 de mayo de 2015

Diario de un chico; escrito por un desconocido. ¿Quién Soy?

Hola, me llamo Gael Galeanos y he decidido que conozcan un poco de mi a través de este muchacho que según me ha contado le gusta escribir. Sus palabras fueron <<Eres digno de admirar por decidir estudiar lo que quieres. Tu historia es algo curiosa y le pasa a muchas personas. >> Me permitió entrar en su blog y aquí estoy. Espero que me lean y cualquier cosa que quieran saber de mi pueden dejarme saber a través del blog o en el correo del dueño de esta plataforma.
     Empezare a contarles un poco de mí. Como ya saben mi nombre  les diré mi edad, tengo 23 años. Estoy en el extranjero estudiando. Mi familia piensa que estoy estudiando medicina para especializarme en el área de cardiología pediátrica, igual que mi mamá, pero no es así. Estoy estudiando fotografía y no me importa lo que piense mi familia. Es mi diploma, no el de ellos. Dentro de par de años lo más probable es que mueran y yo me quedare siendo un fotógrafo frustrado, por estudiar lo que ellos han querido para mi. Pues no, me niego a ser eso. Para eso estudio lo que me gusta. Aunque tampoco entiendo porque debo estudiar fotografía si siempre he tenido el talento para hacerlo. La sociedad se empeña en no llamarme fotógrafo por no tener un diploma que lo certifique. Patrañas y caprichos de esta sociedad, pero eso son otros asuntos. Me gusta el arte, leer, la música, estar en la naturaleza, andar desnudo por la casa; pienso que es uno de los mayores placeres, me siento libre estar así, algunos entenderán. Me fascina el cine, la fotografía sobre todo, estar en las redes sociales,  socializar, estar acompañado a veces y otras me gusta la soledad, salir a discotecas, caminar, ir de compras, meditar y algunas otras cosas más que irán conociendo de mí.  Me sudan muchos las manos, tengo delirio de persecución, soy bipolar (No diagnosticado) y uso espejuelos. No me gusta afeitarme y me fascinan los miércoles. He tenido novias y recientemente me deje de la última. Soy alérgico a los mariscos, al pelo de gato y las plumas de ave, lloro en la ducha, hablo solo, canto también en ella. Le tengo miedo a las cucarachas, a los sapos, a las mariposas, los espacios pequeños y a veces me dan miedo algunas personas.
Ya que conocen un poco de mi comenzare a contarles como conocía el dueño del blog. Todo comenzó una tarde, hacía calor y estaba aburrido en mi apartamento así que decidí dar una vuelta por la ciudad. La ciudad es concurrida así que puedo entretenerme tirando fotos. Mi lugar favorito es una plaza con una enorme fuente parecida a las de Italia. Esa tarde de domingo fui al café que quedaba en la esquina de mi calle, para ordenar un café e irme a la plaza. Entre e hice la fila, estando en ella. Se me acerco este muchacho y me pregunto.
-¿Esta es la fila?
Yo lo mire y un poco desconcertado le dije. –Si.- y como ese día estaba de ser sociable le pregunte.-No eres de por aquí. ¿Verdad? Tu acento no es el del área.
-No.- me contesto.- Vine de vacaciones.- Tu tampoco tienes acento del área.
-No, vine a estudiar acá.
Así seguimos conversando. Conversamos de todo un poco. Me comento sobre sus planes y yo de los míos. Me dijo la razón del viaje y que andaba solo. Hablamos de las mujeres y el las comparo con la de su país, que extrañamente era el mío. Aun así fui a la plaza, pero acompañado. Conversamos más  y pasamos una tarde chévere. A la noche fuimos a un bar que yo frecuentaba y allí le presente a dos amigas mías. Las cuales quedaron locas por su acento y luego de ahí no lo volví a ver en buen rato.  

     Como se iba en dos días yo le prometí llevarlo a unos lugares que le faltaban por visitar y así fue. Fuimos a unas piscinas naturales y a un bosque fluvial. Intercambiamos e-mail y antes de irse me comento que era escritor y que si yo le daba permiso de escribir mi historia. Yo accedí  y así fue como ha comenzado esta aventura.